Volver a tener 5 años
Dec 18, 2015 // Episodio VII, Opiniones //

 

Episode-VII

Escribo esto desde el corazón y lo hago -sin spoilers obviamente- porque hoy, unos 31 años después de que vi por primera vez Star Wars, siento ganas de escribir cosas bonitas sobre ella.Atrás quedaron esos Episodios de los que no me quiero ni acordar, es más, prácticamente ya no existen para mi.

Puede que todavía sean cánon, pero no, ya no son los únicos “otros episodios” además de los de la Trilogía Original.

Volví a ser un niño, volví a tener 5 años.  Volví a sorprenderme con una enorme nave frente a mis ojos y vi batallas, luchas con sables, Troopers y a BB 8 un droide más humano que muchos de los que salen en la pantalla.

Volví a ver a C3P0, a R2D2, a Han Solo, a Chewie…

Me volví a enamorar de Star Wars.

Sí, ha cambiado, todavía no sé si para bien o para mal, pero al final, los cambios son buenos y si bien Episodio VII me deja más interrogantes que respuestas, fue bonito volverme a emocionar hasta las lágrimas reconociendo escenas, personajes, conversaciones y momentos de tensión entre unos y otros.

Guiños a las películas de la trilogía original hay muchos, tal vez demasiados.  Unos muy obvios, otros no tanto y algunos realmente innecesarios, pero fue bonito ver cómo algo tan simple como crear una marioneta que tan solo va a salir un par de segundos en la pantalla, le devuelve a Star Wars su magia original, la que nos atrapó desde niño y la que había perdido detrás de una pantalla verde.

¿La historia? Después de verla yo diría que era obvia, pero antes de hacerlo jamás se me hubiera ocurrido todo lo que presencié.  Muchas veces llegar a lo obvio es mucho más difícil que entrar en laberínticas tramas y en esta película lo lograron.  Imagino que no fue fácil.

Ya la vi, dos veces, y la veré no sé cuántas veces más.

Ya pagué también $30.000 pesos por un combo de crispetas más dos gaseosas para poder tener un vaso que ni siquiera es de buena calidad.

También esperé dos meses para estrenarme una camiseta que me habían regalado por mi cumpleaños y poder lucirla el día del pre-estreno.

Lo hice y no me arrepiento.  No estoy confundido y triste como en el 99, 2002 y 2005, donde lo que veía en la pantalla no me causaba emoción, no me daban ganas de verlo una y otra y otra vez.  No jugaron con mis sentimientos, no se atrevieron a ilusionarme para después salir con un chorro de babas y querer venderme muñequitos, afiches y hasta calzoncillos.

Star Wars Episodio VII se ubicó exactamente donde imaginé que iba a estar y ya es mi cuarta película favorita de Star Wars.

Y lo mejor de todo, es 100% libre de Jar Jar Binks…

 

MTFBWY

 

 

@alejoserrano

Got something to say? Go for it!